viernes, 6 de marzo de 2015

Aunque con algunas modificaciones, las condiciones en el Caribe se mantienen


Los vientos fuertes que se han estado presentando en el Caribe desde días anteriores seguirán presentándose para esta noche y mañana sábado. Las magnitudes de estos en toda la cuenca van a seguir en el orden de los 20 a 30 nudos, con velocidades probablemente superiores en cercanías a la costa Caribe colombiana en donde se esperan velocidades entre 34 y 40 nudos. Los vientos discurrirán con direcciones E y NE, tal como el día de ayer.
Pronóstico de superficie para el Caribe. NWS. Se puede apreciar la zona sobre la que se especifica una alerta roja por presencia de vientos fuertes y gran altura del oleaje.
El oleaje se prevé estará por encima de los 8 pies de altura, sin embargo en las costas de los departamentos de Atlántico y Bolívar, en Colombia, se espera un oleaje alrededor de los 16 pies de altura. Esta situación reviste cierto nivel de riesgo para las operaciones marítimas y aéreas en la zona.

Las causas de esta situación apuntan a los sistemas meteorológicos a los que se ha hecho mención desde días anteriores con la salvedad de que presentan algunas modificaciones de interés:

1.   Los centros de acción, específicamente anticiclones, que venían interactuando en la zona han experimentado un desplazamiento. El anticiclón ubicado en el Atlántico central se ha corrido hacia el este, más cerca de las costas europeas y africanas aunque su eje de cuña sigue proyectado hacia el golfo de México de manera pronunciada. Sobre territorio norteamericano donde se ubicaban dos centros de alta presión en el día de ayer, hoy se encuentran cuatro esparcidos por el este, desde la frontera entre México y estados Unidos hasta territorio canadiense. La interacción entre estos centros de alta presión sigue derivando en la presencia de una estructura frontal sobre el golfo de México con características estacionarias; es decir, sin desplazamiento predominante aparente. Esta estructura se prolonga con características frías hasta un centro de alta presión en el círculo polar ártico al noroeste de Europa.
Análisis de las condiciones meteorológicas en superficie para el Atlántico. NWS. El anticiclón Ubicado en el Atlántico central se ha desplazado más hacia el este en cercanías de las costas europeas. Sobre territorio norteamericano existe la presencia de centros de alta presión múltiples. Estos sistemas meteorológicos propician la formación frontal que se prolonga desde el golfo de México hasta el círculo polar ártico.
2.   Mientras el frente que se presenta en el golfo de México se mantenga  estacionario seguirá siendo determinante en las condiciones que se presentan en la actualidad en el Caribe. Un desplazamiento más hacia ESE propiciará el aumento de los vientos y una disminución de las temperaturas con relación a las condiciones actuales.

3.   Las corrientes en chorro (Jet Stream) que se presentan sobre latitudes ecuatoriales y medias siguen incidiendo sobre el desplazamiento de los frentes y los centros de acción en la zona. Se prevé que estas disminuyan un poco sus velocidades respecto a días anteriores. Los niveles de vuelo en los cuales discurren están comprendidos entre 29000 y 40000 pies.

Carta de tiempo significativo para América en niveles comprendidos entre 25000 y 63000 pies. WAFC WASHINGTON. Las estructuras encerradas en rojo son las corrientes en chorro a las que se hace mención.
4.   Sobre la costa Caribe Colombiana se instalará para las próximas 24 horas un centro de baja presión que tendrá incidencia en el comportamiento de los vientos sobre la región.
Pronostico de 24 horas para el Caribe. NWS. Se destaca aquí como el eje de cuña del anticiclón del atlántico central se prevé que se contraiga, lo cual implicaría que el frente se aleje un poco del golfo de México y del Caribe.
5.   Para las próximas 24 horas el anticiclón instalado en el Atlántico central seguirá desplazándose hacia el este y se contraerá el eje de cuña alejándose del golfo de México. Por lo cual el frente estacionario que se ha instalado en esa zona se desplazará hacia el noreste alejándose igualmente. Este comportamiento favorecería el decremento de la velocidad de los vientos en el Caribe y permitiría que la nubosidad que hasta hoy se ha venido desplazando desde la Orinoquía y la Amazonía siga avanzando hacia la región Andina colombiana.


Redacción Meteo Para Todos



Publicar un comentario