domingo, 11 de octubre de 2009

Sin avances ronda sobre cambio climático


La más reciente ronda de conversaciones por el cambio climático en Bangkok, Tailandia, finalizó este viernes con divisiones profundas acerca de la forma que debe tener un nuevo tratado global.
Los países en vías de desarrollo quieren una extensión del Protocolo de Kioto, mientras que los desarrollados buscan un acuerdo completamente nuevo.

Además, las naciones pobres y los grupos ambientalistas acusan a Occidente de la falta de ambición.

Ahora, sólo quedan cinco días de negociaciones en Barcelona, España, a principios de noviembre, hasta la cumbre de Naciones Unidas (ONU) en Copenhague, Dinamarca, en diciembre próximo.
Allí se espera que se finalice un nuevo tratado mundial de lucha contra el calentamiento global que prosiga e intensifique los esfuerzos del Protocolo de Kioto, que expira en 2012.

"Los países en vías de desarrollo están frustados y es totalmente comprensible", consideró Alden Meyer, de la ONG estadounidense Union of Concerned Scientists.

"Si los países industrializados no muestran sus cartas en cuestión de financiación, no habrá acuerdo, está claro", agregó.

Divisiones

Delegados de unos 180 países pasaron las últimas dos semanas intentando aclarar los términos y opciones de un borrador que será la base del nuevo acuerdo.

Y, si bien hubo progresos durante la sesión, según los delegados, todavía persisten divisiones fundamentales, señala el corresponsal de la BBC para temas ambientales, Richard Black.

"Sobre la mesa están todos los ingredientes y lo que han de hacer es renunciar a sus propios intereses y dejar que prevalezca el interés común", dijo Yvo de Boer, responsable de la Secretaría del Cambio Climático de la ONU.

"Es urgente que los gobiernos encuentren soluciones y eleven sus ambiciones", añadió. Pero los negociadores están buscando formas de implicar a Estados Unidos y que los países en vías de desarrollo cumplan con sus recortes de emisiones a partir de 2013 después de que concluya la primera fase de Kioto.
entre el 2008 y el 2012.

Posición de EE.UU.

"Es ahora el turno del país desarrollado de dejar claro qué pretende del acuerdo (en Copenhague)", dijo Michael Zammit Cutajar, que preside un grupo negociador clave de la ONU, y que recalcó la necesidad de compromiso de los países en desarrollo.


Kioto sólo obliga a 37 naciones industrializadas, pero no a Estados Unidos, a cumplir con los objetivos obligatorios de emisionesLas dos semanas de discusiones en Bangkok recordaron que el regreso de Estados Unidos a la negociación climática -tras años de inacción bajo el anterior gobierno de George W. Bush- conlleva problemas como el formato del próximo acuerdo y el nivel de compromiso en términos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por ello, el formato legal del propuesto tratado emergió como un asunto de relevancia.

De Boer dijo que hay tres alternativas en la mesa: un documento completamente nuevo, una extensión del Protocolo de Kioto y una "serie de decisiones" tomadas en las conversaciones en Copenhague.

Sin embargo, el corresponsal de la BBC destaca que "esto es mucho más que un asunto legal".

Los países en desarrollo insisten con el Protocolo de Kioto porque ya contempla las obligaciones de las naciones desarrolladas -recortar más emisiones de las actuales y proveer ayuda financiera a los países más pobres.

"Estamos consternados por la falta de voluntad de varios de nuestros socios desarrollados para ir en esta dirección", indicó Shyam Saran, líder de la delegación de India.

La insistencia de poner un nuevo acuerdo dentro del marco Protocolo de Kioto podría, sin embargo, impedir toda posibilidad de compromiso de Estados Unidos, acota el corresponsal de la BBC.

El Senado estadounidense no ratificó el Protocolo de Kioto y es improbable que ratifique un nuevo acuerdo construido sobre los mismos principios.

Fuente: BBC


Imagen: EPA
Publicar un comentario